lunes, 29 de junio de 2015

Presentación en Granada

Hay actos de presentación de novelas que son realmente especiales para el autor, sobre todo para una autora como yo, que soy de temperamento emocional. Son ese tipo de actos que sabes con certeza que se quedarán en tu corazón para siempre. Eso fue lo que ocurrió el pasado miércoles en la Biblioteca de la Chana, en Granada. 

Mi historia con esta biblioteca se remonta a noviembre del 2005, cuando yo, una recién llegada al mundo de la literatura, tuve el honor de ser invitada por el club de esta biblioteca para hablar de mi premiada El país de las mariposas. Lo que en un principio se iba a ser una charla habitual sobre la novela dio paso a un encuentro entrañable, dulce, conmovedor y entusiasta. Debo admitir que gran parte que aquello fuese así lo tenía la Jefa de Servicio de Bibliotecas Municipales; una mujer luchadora como pocas, que se había empeñado en que en ese barrio granadino se levantase una biblioteca. Mª Ángeles Jiménez Vela me llegó al corazón... y, desde aquel momento inolvidable, se quedó dentro. Con el paso del tiempo, no he dejado de recordar a esa mujer, su tesón, sus ganas y esfuerzo por luchar por las cosas que considera justas y necesarias. Me consta que aún sigue haciéndolo. 

Mª Ángeles Jiménez Vela y Nerea Riesco


Ya sabéis que el destino es juguetón y aventurero, así que se empeñó en que nunca me desconectase del todo de la Biblioteca de la Chana. En Facebook me encontré con una de sus bibliotecarias. Una belleza pelirroja llamada Inmaculada López que siempre anda inundando su muro de poemas y locuras (incluso viceversa). Así que, como podréis imaginar, cuando se planteó una presentación de mi nueva novela Las puertas del paraíso en Granada, no había duda que este lugar, era el lugar. 

Inmaculada López, Nerea Riesco y Jesús Lens


¿Cómo dibujar con palabras las emociones? Teniendo en cuenta a lo que me dedico debería resultar fácil... pero no lo es. Fue una tarde-noche repleta de ilusión, cariño, amor por las letras y por las personas, por la música, por el encuentro de gente que disfruta leyendo y compartiendo. 

Os diré que una de las grandes frustraciones de la presentación de Las puertas del paraíso en Sevilla fue que, por más que lo intenté, no conseguí acompañar el acto con la música de un laúd, tan importante en mi novela. Pues bien, Inmaculada López que, como ella muy bien dice, tiene alma (y actos) de hada madrina, me consiguió uno. Tengo una sorpresa para ti, me dijo. Y allí estaba Yago ¡mi Yago!... acariciando las cuerdas como lo hace en la novela, personificado (eso sí) en el cuerpo de Jose Luis Fernandez Espinar. Me costó mucho... muchísimo, contener las lágrimas. 

El músico Jose Luis Fernandez Espinar


Pero no acababan allí las sorpresas de la noche. Cuando menos me lo esperaba, apareció una de esas personas mágicas con las que la vida te premia de vez en cuando. Mi amiga Susana (que llevaba una semana asegurando que no iba a poder venir, lo cual demuestra que nunca hay que infravalorar la capacidad interpretativa de las amigas) apareció de la nada. Inma y yo nos lanzamos a sus brazos y nos pusimos a saltar de alegría igual que en aquella escena, ¿os acordáis? de "El príncipe de Bel Air" en la que se reúnen todas las mujeres de la familia. ¡Y además venía con Nico!

Inmaculada, Susana y Nerea 


Y no me puedo olvidar de los presentadores de lujo que tuve. Jesús Lens, que fue una de las primeras personas que supieron mi idea de escribir la novela y que me organizó (hace ya un par de añitos) una visita a la "Alhambra femenina"; unas estancias que suelen estar cerradas al gran público. En la presentación recordó que nos conocimos en la Semana Negra del 2010. Juntos estábamos cuando Iniesta marcó el gol aquel... ¡Inieeeeeeesta de mi vida! Estaréis conmigo en que esas cosas unen muchísimo. 

Nerea Riesco y Jesús Lens


También estuvieron acompañándome en la presentación Sara Esturillo y Noelia Ibáñez, de la Asociación Jornadas de Novela Histórica de Granada, que pusieron su talento a mi disposición a la hora de hablar de uno de los personajes que más me conmueve de mi novela: Boabdil.

Sara Esturillo, Nerea Riesco, Noelia Ibáñez

Mi agradecimiento, del mismo modo a la Jefa de Área de Servicios Bibliotecarios Municipales, Eloisa Planells por compartir el momento con nosotros.

Mesa de la presentación


Y fundamental, sin duda alguna, la presencia de todas aquellas maravillosas personas que estuvieron arropándonos en el acto y que inundaron la sala. Gracias, gracias... de verdad. No podéis imaginar cuánto amor me llevo de Granada. 

Os dejo por aquí el enlace a la entrevista que me hicieron en la misma biblioteca la gente de Canal Sur (comienzo en el minuto 9' 45", más o menos.




También dejo la información del evento en el Ideal de Granada.