lunes, 15 de junio de 2015

El ejército de piedra

Decía Steve Jobs

Cada día me miro en el espejo y me pregunto: "Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?". Si la respuesta es "No" durante demasiados días seguidos, sé que necesito cambiar algo.

En nuestro último "Pasen y lean" hablamos de cambios, de cambios sorprendentes, de cosas que cambian... y lo hicimos con el autor sevillano Luis Manuel Ruiz que compagina su labor como profesor de Filosofía con la colaboración en diversos medios de prensa. Su primera novela, El criterio de las moscas (1998) consiguió el Premio Novela Corta de la Universidad de Sevilla. Y la segunda, Sólo una cosa no hay (2000), recibió en la Feria de Frankfurt de 2001 el Premio Internacional de Novela, con un jurado compuesto por seis prestigiosas editoriales de todo el mundo. También ha publicado Obertura francesa (2002), La habitación de cristal (2004), El ojo del halcón (2007) y Tormenta sobre Alejandría (2009).

Con El hombre sin rostro (Salto de Página, 2014) inicia la saga del profesor Fo, ambientada en la España del inicios del siglo XX. En 2010 recibió el Premio Iberoamericano "Cortes de Cádiz" al mejor libro de relatos por Sesión Continua (2010), y en 2014 el Premio Málaga de novela por Temblad villanos, primer volumen de una serie que tiene por protagonista a la inspectora de policía Esther Béjar y al detective Mo Pardo. Aparte, ha participado en diversas antologías de género breve. Sus obras han sido traducidas a varios idiomas.


Y ahora se presenta con El ejército de piedra, la segunda entrega de la serie de aventuras del profesor Fo, esa que dio inicio con El hombre sin rostro. 

Sinopsis: 

Durante el invierno de 1909, una serie de sucesos inexplicables sacuden los monumentos de Madrid. Unos dicen haber visto a un lobo de piedra saltar de la fachada de una iglesia, otros moverse a las estatuas de la plaza del Dos de Mayo. Al principio, la cosa se antoja una broma de mal gusto o un delirio de borracho, pero indicios más preocupantes comienzan a apuntar hacia la siniestra verdad: una mano oculta, sirviéndose de una máquina que nadie conoce, está insuflando vida a las estatuas de la capital con el fin de perpetrar un terrible atentado. Aunque parece difícil oponerse a la fuerza formidable de un ejército de piedra, alguien tendrá que hacerlo: en concreto, el profesor Salomón Fo, de la Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, acompañado de su hija bellísima y boxeadora, Irene Fo. Y también, además, de un pobre periodista que no logra sacarse el sambenito de redactor de pasatiempos, el joven Elías Arce. 

El ejército de piedra regresa a la senda del primer episodio de la serie: acción, humor, horror, pasión, crimen y un concepto de la literatura que busca, como las cosquillas, el escalofrío y la carcajada. Prosiguen las peripecias de la familia Fo: misterio, aventura y ciencias puras.

Esto es lo que Luis Manuel Ruiz nos contó de su último trabajo.