martes, 10 de marzo de 2015

Cierre del Rincón Lector La Galatea




Hace unos días me despabilaron con la desagradable noticia de que la librería ecijana Rincón Lector La Galatea cerraba sus puertas. Desde ese momento no están faltando las voces que se lamentan del hecho, loando la labor de estas dos mujeres que hace poco más de cuatro años fueron distinguidas por la Junta de Andalucía con el Premio a la Mejor Empresa del Sector Creativo-Cultural. 






Y es que efectivamente a estas dos chicas lo de potenciar la creatividad y la cultura en su pueblo no se les daba nada mal. No había semana en la que no tuvieran prevista una actividad: presentación de libro, cuentacuentos, talleres, obras de teatro, monólogos... hasta un saloncito tenían para acoger a los visitantes, incluso un árbol sabio cuyas hojas recomendaban libros. No había sarao literario al que no se apuntasen, ni dejaban puerta por llamar a la hora de convencerte para organizar una actividad en su librería. 






Hoy todos se lamentan de que las chicas del Rincón Lector La Galatea cierren sus puertas... y me he puesto a recordar que, hace casi un año, estuve allí presentando Tempus. El evento resultó todo un éxito. Ellas estuvieron maravillosas y hubo un lleno completo de la sala. ¡Había gente incluso en la calle! Lo curioso es que yo sólo firmé dos libros; uno de ellos era un antiguo ejemplar de Ars magica que portaba una de las asistentes al acto (a la cual le agradecí muchísimo el detalle). El beneficio económico de aquella tarde no fue muy rentable para la librería, como podréis imaginar. 



Presentación de Tempus en el Rincón lector La Galatea
Como estamos en año electoral dicen (dicen) que el IVA cultural bajará del 21% al 10%, ¡qué dispendio! Lamentablemente para las chicas del Rincón Lector La Galatea esto llega demasiado tarde. Sí, sí... lamentablemente la gente que vivimos de la cultura no podemos pagar el pan con emociones, la hipoteca con cariño, y la luz con entusiasmo. De eso tenemos a raudales.



Gracias chicas del Rincón Lector La Galatea por la parte de vosotras que me habéis cedido durante este tiempo. ¡Mucha suerte en todo lo que emprendáis!