domingo, 22 de febrero de 2015

Francisca de Pedraza: la primera mujer que denunció a su marido por malos tratos.

En el año 1624 una sentencia ejemplar le otorgó el divorcio. Su marido tuvo que devolver la dote y recibió una orden de alejamiento.

Sentencia eclesiástica de Francisca de Pedraza
El día que Jerónimo de Jaras arrancó, a golpe de patadas en el vientre, en plena calle, la criatura que Francisca de Pedraza llevaba en las entrañas ella, de forma unilateral y sin consultarlo con nadie, decidió que había llegado el momento de considerarse liberada de las promesas que le hizo frente al altar cuando se casaron. De poco sirvieron los consejos del párroco de Alcalá en los que le indicaba que a este mundo se venía a sufrir y que semejante decisión la abocaría a un destino de fuegos eternos.

(¿Quieres conocer el final de esta historia? Sigue el enlace).