viernes, 16 de abril de 2010

HOMENAJE A MIGUEL DELIBES

El pasado martes se dio una de esas confluencias deliciosas de personas, momentos y sensaciones que le aprietan a uno el pecho con la promesa de quedarse allí para siempre, atrapadas en el corazón.


Como os anuncié en la agenda de mi página web, ese día el poeta Pedro Luis Ibáñez Lérida decidió congregar a diversos colectivos culturales de la ciudad para homenajear al tristemente desaparecido (y admirado) escritor vallisoletano Miguel Delibes.


Al decidir cómo se estructuraría el acto, se propuso que cada uno de los participantes (entre los que me encontraba) relatara algo sobre el autor, así que quise compartir la anecdota que, desde que era niña, he escuchado en mi casa y que habla de mis orígenes como contadora de historias.


Al parecer hace muchos, muchos, muchos años (cuando yo aún no había llegado al mundo, y tampoco estaba en proyecto), operaron a mi abuela de apendicitis y mi madre (por aquel entonces una alocada jovencita) se fue a estudiar inglés a Londres... en plan hippie-chic. El caso es que se trataba de un verano atípico porque normalmente mi familia en pleno pasaba los días de descanso en un chalet propiedad de mis abuelos situado en un pueblo llamado Laguna de Duero (exactamente a 8 km del piso vallisoletano donde vivían habitualmente. Así se veraneaba antes). Pues bien, para que el lugar no quedase tan "desangelado", mis antecesores decidieron alquilarlo al módico precio de 3 mil pesetas a Miguel Delibes y su familia.


Según los doctos conocimientos de mi abuela, la esencia de Delibes quedó flotando en el ambiente y, años después, cuando mi madre dejó atrás el rollo hippie y decidió traerme a este mundo, yo respiré su esencia... y es por eso que me dedico a juntar letras.


Conté esta historia mientras su hijo me miraba y asentía, lo que no podía imaginar es que él (cuando más tarde pidió la palabra para agradecernos ese "diálogo" con su padre) me asegurase que su primer recuerdo de la infancia era en aquel chalet de Laguna de Duero, enseñando a caminar a su hermanita pequeña.


Yo también di mis primeros pasos en ese lugar.


Os dejo el enlace que de la noticia del homenaje publicó ABC:



http://www.abcdesevilla.es/20100414/sevilla-cultura-literatura/miguel-delibes-recordado-sevilla-201004140400.html