domingo, 16 de agosto de 2009

NI COLORÍN, NI COLORADO



De vuelta en casa tras el fugaz periodo vacacional, me encuentro con que el Diario de Sevilla ha comenzado a publicar hoy mismo el relato por entregas que escribí en homenaje a Mario Benedetti titulado Ni colorín ni colorado, como aquel poema suyo en el que decía que "el cuento no se ha acabado".









Por gentileza de Germán Vayón puedo incluir las magníficas ilustraciones que Rosell ha elaborado para realzar mis letras. Muchísimas gracias de corazón.








Os dejo aquí las primeras frases y si lo os parece interesante podéis pinchar los enlaces que hay más abajo y leerlo al completo. Os recuerdo que son siete capítulos.












La sombría tarde en la que los policías entraron en la librería parisina de Mario armados hasta los dientes con la intención de prenderlo como si se tratase de un asesino peligroso, todo el mundo puso el grito en el cielo. Aseguraron que se trataba de una detención injusta, que sólo se lo llevaban preso porque tenía la virtud de narrar historias que descolocaban los sentidos y sacudían el alma de los mortales, igual que el autómata parlante que por aquellos días se mostraba en la Exposición Universal, sólo que Mario era de carne y hueso, no hacía falta darle cuerda y además nunca repetía dos veces el mismo cuento (...).






Capítulo I



Capítulo II



Capítulo III



Capítulo IV



Capítulo V



Capítulo VI