viernes, 24 de octubre de 2008

Ya se conocen los ganadores de los Premios Literarios Bizkaldatz

Supongo que alguno de vosotros recordará (por otras entradas en el blog y por la información de mi página web) que mi relato sin concluir "El sauce de Valentín Díaz" sirvió para animar a un (o una) valiente a particiar en el Premio Literario Bizkaldatz de este año. Hoy por fin se han presentado los ganadores.

Os dejo toda la información:

La duranguesa Lourdes Unzueta y el bilbaíno Javier Díez Carmona han sido designados ganadores en las categorías de euskera y castellano, respectivamente, de la primera edición de los premios literarios Bizkaldatz, instituidos este año por la Diputación Foral de Bizkaia para fomentar el gusto de los vizcainos por la literatura.

Los ganadores del certamen, que como premio recibirán un trofeo conmemorativo y la edición de 1.000 ejemplares de sus trabajos, que quedarán depositados en la Biblioteca Foral de la Diputación vizcaína a disposición de todos sus usuarios, han sido dados a conocer hoy por la diputada foral de Cultura, Josune Ariztondo.
Ariztondo ha destacado la singularidad de este nuevo certamen literario, que también tiene por objetivo, según ha recordado, "convertir a la Biblioteca Foral en el foro cultural por excelencia de los vizcainos".
La particular mecánica del premio consiste, ha agregado, en que dos autores o autoras vizcaínas de reconocido prestigio, en este caso Nerea Riesco, en castellano, y Miren Agur Meabe, en euskera, inician un relato y lo dejan abierto para que los participantes en el premio lo completen o lo reinterpreten a su manera.
Ariztondo ha explicado que a esta primera edición se han presentado 25 trabajos, de entre los que se han elegido ganadores los titulados "Haragi minetan", de la licenciada en Medicina y colaboradora de revistas literarias Lourdes Unzueta (Durango, 1956), que completaba el de Miren Agur Meabe "Carnicería Manolo Harategia".
Por su parte, el trabajo del escritor y licenciado en Económicas Javier Díez Carmona (Bilbao, 1969) "En la esquina tras el sauce" retomaba y concluía el relato de Nerea Riesco, "El sauce de Valentín Díaz".
La diputada foral ha comentado que los trabajaos ganadores son "relatos breves pero intensos, que enganchan al lector hasta el final y que provocan alguna lagrimilla, pero también la risa a veces, en quienes los leen".