domingo, 28 de octubre de 2007

¡Tiembla, Planeta!

Y que conste que la frase no es mía y que le ando plagiando a Luis Miguel León Blanco que, aparte de literato y buena gente, es el secretario de la Asociación Apoloybaco (un sitio creado y concebido para, desde una óptica no profesional ni comercial, dar cauce a las aficiones de tres amigos cuya pasión compartida era y es: La música de jazz, la enología y la literatura castellana..).
He de aclarar que cuando dijo lo de "¡Tiembla, Planeta!" no se refería al nuestro orbe... vamos a la Tierra, sino a uno de los premios literarios que más dan que hablar en este país porque ellos (los chicos de Apoloybaco) organizaron el pasado viernes una maravillosa cena para celebrar el II Certamen Literario Apoloybaco. Una cena que en nada tuvo que envidiar a la fiesta "Planetaria". Tuvimos un poco de los tres placeres que reivindica la asociación: jazz, vino y literatura, ¿qué más se puede pedir?


Aquí una servidora tuvo la fortuna de ser miembro del jurado en la primera edición y eso me permitió ver cómo estos tres amigos: Antonio Vázquez, Vicente Sanchís y Luis Miguel León, se embarcaban en un sarao curioso pero satisfactorio... el de potenciar la cultura.


Este año el jurado ha estado presidido por Manuel Pimentel, acompañado de Francisco Vélez Nieto y Luis Felipe Campuzano que decidieron otorgar los premios a:

LA PEREGRINA HISTORIA DEL SEÑOR JUANCHO Y OTROS OLVIDADOS
D. ANTONIO LUIS VERA VELASCO
(NACIDO EN PARADAS-SEVILLA)

y

LA MEMORIA HABITADA
D. JOSÉ QUESADA MORENO
(NACIDO EN VILLANUEVA DEL RÍO Y MINAS-SEVILLA)
Tengo que añadir que, entre los finalistas está un gran poeta (y mejor amigo), Pedro Luis Ibáñez Lérida con su obra APENAS.

Recomiendo a los amantes del buen vino, del jazz, de la literatura (o de las tres cosas a la vez) que se asomen a la página de la asociación: http://www.apoloybaco.com/.

Un abrazo fuerte para los tres mosqueteros y... ¡Tiembla, Planeta!