sábado, 8 de diciembre de 2007

ENCODE: Lo que determina el futuro es el presente

Dejo el artículo firmado por mí y publicado en ABC el pasado viernes 7 de diciembre sobre el ENCODE.

Este es el enlace para todo aquel que quiera ampliar información. Aquí se puede ver, a todo color y con movimientos y sonidos, todo lo que hicieron (e hicimos) esos días en Málaga.




He tenido la oportunidad de participar en el II Encuentro Sociedad del Conocimiento y Ciudadanía. El ENCODE nació impulsado por la Consejería de Innovación y Empresa de la Junta de Andalucía con la idea de convertirse en un espacio dedicado a la reflexión, y yo creo que un poco a la autocrítica humana. Y es que somos incompetentes a la hora de ver los males cuando quien los padece es el vecino. Como diría la filosofa Mafalda mirando con tristeza el globo terráqueo: “Vos… ni la menor intención de ser mejor, ¿eh?”.
Este año, los protagonistas eran los ciudadanos y ciudadanas y el papel que cumplen dentro de la Sociedad del Conocimiento. Se ha reflexionado mucho sobre “El Conocimiento” con mayúsculas. El conocimiento como bien común que no pertenece ni siquiera a quien lo genera. Vamos, que es el alquiler mínimo que uno debe pagar por habitar un planeta que no es un regalo que nos dejaron nuestros padres sino más bien un préstamo que nos hacen nuestros hijos.
Inauguró ENCODE uno de los ídolos de mi más tierna infancia, responsable de que la banda sonora de todos mis lunes desde que tengo uso de razón sea el I Don’t Like Mondays, tarareado entre bostezos y con los ojillos medio cerrados. Bob Geldof se ha convertido en uno de los más firmes defensores de África desde que organizase aquel mítico “Live Aid” allá por el 85 con el propósito de resolver la hambruna de Etiopía. Poco a poco, el que fuera famoso rockero de los ochenta, ha terminado por convertirse en uno de los más firmes candidatos a recibir el Premio Nobel de la Paz de los próximos años. Bob, se subió al escenario con brío, sorteó con habilidad el atril de ponente y se lanzó a pasear arriba y abajo, llenando cada centímetro e implicando a sus espectadores. Ya se sabe que de casta le viene al galgo. Entre anécdotas de su vida, arañazos a las conciencias de los que vivimos en el primer mundo y mucho sentido del humor, el irlandés señaló que el paradigma definidor de la economía mundial debía ser la cooperación, no la competitividad y que en el siglo XXI va a traer guerras, cambios climáticos y endemias mortales si no somos capaces de cambiar nuestras actitudes. Pero no todo se quedó en previsiones catastróficas. Comentó que España es un lugar que ha crecido y se ha enriquecido sorprendentemente en los últimos treinta años. Eso debería impulsarnos a tener capacidad de autocrítica para innovar porque es de las ideas de dónde nace el cambio y el cambio es imprescindible para avanzar.
Y es que nuestro país, y más concretamente Andalucía, es ideal para fraguar cambios. Sólo tenemos que tener en cuenta que vivimos a 14 kilómetros de la pobreza. Una delgada frontera que no podemos mirar como algo ajeno. Tenemos que olvidarnos de la caridad para con África y comenzar a pagar precios justos por sus materias primas. Tenemos que pensar que, si muriese de hambre un niño europeo cada tres segundos, el planeta se escandalizaría. Eso ocurre desde hace años a poca distancia física de España, y nadie parece conmoverse.
Ya por la tarde se celebró en la plaza ENCODE el encuentro entre personalidades de la talla de Rigoberta Menchú, Ignacio Ramonet, Eduardo Aninat, Hernando de Soto o Manuel Rocha con un grupo de ciudadanos (entre los que me encontraba). Se buscaba tratar temas como la educación para la ciudadanía, responder ante las desigualdades sociales, fraguar un provechoso diálogo entre culturas o debatir sobre la necesidad de acercar internet a cada habitante del planeta con lo que se conseguiría su participación e integración en la Sociedad del Conocimiento. Desde luego lo del acceso global a internet está muy bien pero, como dijo Ignacio Ramonet, es muy democrático exigir un ordenador con conexión a la red en cada escuela, aunque antes tendría que haber escuelas en aquellos puntos geográficos en los que la educación es puro lujo. Ahí tiene razón… la verdad.

Rigoberta Menchú y Nerea Riesco

Tras dos días de reflexión y coloquios en los que escuché a ex secretarios Generales de Naciones Unidas, diplomáticos, economistas, promotores de Foros Sociales, Presidentes de Institutos para la Libertad y el Desarrollo, Premios Nobles de la Paz y potenciales Premios Nobeles de la Paz, dándole vueltas al asunto del arreglo del mundo, se me quedó la sensación de que el globo terráqueo y sus habitantes son un tremendo monstruo inabarcable. De pronto me surgió la duda: Si ellos con sus números, sus buenas intenciones, sus teorías y sus proyectos, se las ven y se las desean para poner en orden el planeta, qué es lo que podrá hacer el ciudadano de a pie, ese que se ve abrumado por la cotidianidad, para a aportar su grano de arena en la consecución de los objetivos planteados en ENCODE. Supongo que hay que ser optimistas, quizás ya sea un avance hacernos pensar que, en la mayoría de las ocasiones, lo importante y lo urgente no suelen coincidir. A veces lo importante, es lo más urgente.
Elijo para terminar una frase de Rigoberta Menchú. Ella nos contó que había personas que desprendían luz y que, si se es una de esas personas, se tiene la responsabilidad de iluminar el camino de los demás. Si por desgracia la luz no brilla en nuestro interior, entonces hay que buscar a alguien que brille, y colocarnos a su lado, para que nos ilumine el camino.
La cosa es sencilla, simplemente hay que descubrir qué clase de personas somos, ¿tenemos luz o necesitamos encontrar quien nos alumbre la marcha? Después solo resta actuar en consecuencia.

sábado, 24 de noviembre de 2007

El quintento de la gamba...

... o "The gamba's generation" como nos llama mi amiga (y sin embargo escritora) Neus que para estas cosas es más cosmopolita. Y es que recién terminamos las exposiciones de nuestras novelas en el MIDA (Mercado Iberoamericano de Derechos Audiovisuales). De allí vengo, de mostrar mi Ars Magica en plan "mamá orgullosa de las gracias de su criatura" a un buen surtido de productores cinematográficos que supongo ya la habrán desgranado para mirarla, remirarla y buscarle cosquillas cinéfilas al orden de mis páginas. Es curioso lo complicado que resulta contar cómo tus letras quedarían preciosas en pantalla grande, a todo color y con BSO de Ennio Morricone.

En un principio, cuando seleccionaron Ars Magica para ser una de las quince novelas que este año se presentarían en el MIDA, pensé que ya me hacía feliz el simple hecho de que se hubieran fijado en ella. Más tarde, el gusano verdoso de la vanidad me hizo desear que se llevara al cine aunque contase con un presupuesto tan bajo que yo misma fuese la encargada de confeccionar a mano los trajes de inquisidores y brujas y que se tuviese que rodar en el salón de mi casa. Tras haber pasado estos dos días en Barcelona, rodeada de ideas, planes y propuestas, ahora lo que quiero es que Ars Magica sea la superproducción del año... ¡qué cosas!
Sea como sea... hemos creado un compadreo sano entre escritores que nos ha llevado a prometer reuniones habituales e invitaciones a gambas. Sí... hemos formado "el quinteto de la gamba"... y no porque hiciésemos el gamba por el hotel (pese a que yo me contaba entre los torpes que fueron incapaces de abrir el grifo de la ducha a la primera. ¡Maldito diseño moderno!), ni siquiera porque fuésemos los más gambas de la reunión... nada de eso... creo. Neus Arqués, Joan Antoni Martín Piñol, Jordi Sierrra i Fabra, Carlos Peramo y una servidora, nos hemos prometido una ronda de crustáceos rosados a cargo del primero que vea su novela con producción de lujo.
Lo que comenzó como broma entre cinco, se ha ido expandiendo como bola de nieve rodando colina abajo y el último día me encontré con gente en el ascensor del hotel que conocía al famoso "quinteto de la gamba" así como los términos de la proposición de cabo a rabo de tal forma que apenas queda nadie ya por apuntarse al evento. ¡Miedo me da que Steven Spielberg se interese por dirigir la adaptación de Ars Magica!
Para todo aquel que tenga curiosidad por saber más sobre el MIDA, sobre lo qué hicimos, cómo lo hicimos y por qué lo hicimos:

http://www.catalanarts.com/cda/mida/default.php?language=es&sID=a02618dbb205b667f3db3a6f0d49e475 Mis sinceras felicitaciones por el proyecto y por el éxito de la celebración.
Un abrazo fuerte para Pere Roca, Teresa Pascual Huertas, Óscar López, Lala Boldu y, en general toda la gente del MIDA que nos trataron con tanto cariño y profesionalidad.

domingo, 18 de noviembre de 2007

¡¡¡Imbécil!!!

Al parecer lo más de lo más en los últimos tiempos es deleitarse con las gracias de unos matrimonios que se andan insultando y deseando la muerte con una alegría y un desparpajo que ríete tu de las “peleillas” de monarca y Chávez.
Curiosamente, la cadena que emite la serie de ¿humor matrimonial?, es esa que se llena la boca de “Doce meses, doce causas” y que, precisamente este mes (aprovechando que el día 25 de noviembre es el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia hacía la Mujer), nos sacude las conciencias con spots en los que les echa en cara a los machos determinadas actitudes relacionándolas con el crecimiento de una planta.
“colocar el tiesto en un plano superior al resto de las plantas; abonar de vez en cuando con un ‘cállate’ o ‘tú qué sabes’, para que la planta desarrolle bien sus espinas; regar, además, con pequeños gestos e insultos y llegará mucho antes a su floración”.
Es curioso, repito, que los directivos de la cadena consideren que el daño que provoca un insulto sea unidireccional… vamos, que los insultos sólo vejan a las mujeres y a los hombres que sus parejas les desprecien como que les causa menos pena. Porque supongo que, si pensaran que el insulto es igual de hiriente para el hombre, no permitirían que las féminas de los aclamadísimos matrimonios televisivos continuasen llamando ¡imbéciles! a sus maridos… digo yo.
Por otra parte me sorprende esa actitud “modernoretrograda” de las parejas más jóvenes de la serie. Una de las chicas está deseando que su novio la preñe (el sueño dorado de la muchacha), ante la negativa de él (faltaría más) que, pese a no tener trabajo y estar mantenido por una mujer atractiva e inteligente, tiene miedo de que llegué a “echarle el lazo”. Los de mediana edad están más o menos parecido… a ella el reloj biológico, que su marido no quiere dar cuerda, la tiene medio deprimida. ¿Para qué intentar librarnos de los estereotipos?, ¡con el juego que dan!
Dejamos que la publicidad nos presente a hombre inútiles que no pueden hacer un café a la vez que hablan por teléfono, hombres a los que su mujer “descambia” con desprecio porque no saben poner la lavadora, hombres que dan masajes a su mujer en los pies y que reciben una patada si lo hacen mal… si esas escenas se produjesen al revés, si fuese la mujer la que ha de “descambiarse” porque no sabe poner una lavadora, pondríamos el grito en el cielo y abriríamos con ello los informativos de las 15 h (a no ser, claro está, que se hubiesen vuelto a pelear el monarca y Chávez).
La violencia física o verbal es dolorosa y denigrante, ya esté dirigida a un hombre o a una mujer.
Seguir alimentando estereotipos de la época del seiscientos sólo conseguirá promover una sociedad encrespada.

domingo, 11 de noviembre de 2007

La plaza de los héroes

A veces el día a día nos pisa los talones de tal forma que andamos como precipitados, tragándonos las horas sin apenas masticarlas. Llegamos a la placidez de nuestro sueño nocturno empachados de realidad, con indigestión y sin tiempo para lo importante.
A mí a veces me pasa que un toque de lucidez me despierta en medio de la noche y entonces me acuerdo de las cosas que dejo por hacer, de los sueños que he aplazado, de los amigos a los que no he llamado… Y allí, instalada en las brumas de la somnolencia, me prometo firmemente a mí misma no desaprovechar el día siguiente en asuntos prosaicos y grises… casi siempre la promesa acaba diluyéndose por culpa de la luz del sol y del ajetreo de la cotidianidad.

En cambio ayer, me até el recuerdo de mis amigos de la facultad con un nudo de hilo fosforescente en el dedo índice. Me reencontré con esas personas especiales que saben tanto de ti que dan hasta miedo. Llegué nerviosa, por si no éramos los mismos, por si ya no nos gustábamos, por si la prosa de madurar nos había robado la poesía. Por suerte eso apenas duró un minuto y, al poco, el tiempo no había pasado.
Recordé una canción de Patrick Bruel “La plaza de los héroes”… porque eso me parecía que éramos… unos héroes. Pertenecer a la Generación X, con sus altibajos, sus problemas de vivienda, sus trabajos mal remunerados o inexistentes (ser periodista es muy duro... para qué nos vamos a engañar) y esas zancadillas imprevistas que la vida se empeña en ponernos, nos ha hecho más fuertes que luchadores del circo romano. Pero si hay alguien que merece ser el héroe de la pandilla plumilla, ese es José Miguel. Joselito... mi héroe.
Ayer nos hicimos una promesa: no dejar que los hombres de gris nos vuelvan tan grises como ellos.

Ayer fue un día tan especial…

jueves, 8 de noviembre de 2007

El corazón a debate

PRIMERAS JORNADAS SOBRE NOVELA ROMÁNTICA
Sevilla, 8 y 9 de noviembre, a las 19 horas
en el Fórum de FNAC (Constitución, 8)
Hoy me he puesto el corazón de algodón de azúcar rosa y he lanzado mis pies, uno tras el otro, camino del FNAC. Allí mi gran amigo, José de la Rosa (¡qué casualidad!) ha organizado las primeras jornadas sobre novela romántica que se celebran en nuestro país.

Me he enterado de un montón de cosas, por ejemplo que la Novela Romántica supuso en 2006 un 6% del mercado español (con una subida de 1,8 puntos con respecto al 2005), igualando a los libros de Ciencia Ficción y siete veces por encima de los libros de terror. Tiene las tiradas más altas de nuestra narrativa, duplicando al siguiente género en número y mueve una facturación de más de 34 millones de euros anuales.

El cuanto al perfil del lector hay que destacar que el 50% se sitúa entre 18 y 29 años. El 30%, entre 30 y 45, lo que implica a un público joven alejado del tópico que suele tenerse. De hecho, hoy nos hemos reunido un buen grupo de "atópic@s"... para que nos vamos a engañar.

Tras estos datos, es curioso descubrir que la Novela Romántica está considerada como un género menor. Dándole vueltas al asunto, hemos pensado que la cosa quizás tenga que ver con esas portadas desastrosas en las que el macho dominante muestra sus explendorosos pectorales a una cándida y virginal hembra de cabellos y caderas ondulantes que cae rendida a sus pies con ojitos de carnero degollado.

Mañana seguiremos con nuestro encuentro y, pese que el debate se ha organizado para que los asistentes se coloquen en forma de círculo y que no haya preponderancia de unos sobre otros, quiero destacar la presencia de autoras como Jezz Burning (premio Terciopelo), Pilar Rodríguez (escritora online), Edith Zilli (traductora al español más importante del género), Marisa Tonezzer (directora del sello Vergara), Florencia Bonelli (autora argentina), Nelly Benzan (autora portorriqueña), o Bel Frances y Arlette Geneve (autoras españolas).

Además, se han preparado unas jornadas paralelas que se llevarán a cabo en Internet a través de los 5 portales románticos más importantes en lengua española, que a la misma hora y con los mismos temas, tratarán de perfilar desde cualquier punto del planeta los mismos asuntos que tratemos en Sevilla.

http://www.autorasenlasombra.com/
http://www.elrinconromantico.com/
http://www.romanticasalhorizonte.com/index.php
http://www.e-romanticos.com/
http://www.gauchasromanticas.com/

Al final de las jornadas se elaborará un manifiesto con el fin de poder ofrecer una visión real sobre este género y no la estereotipada que suele presentarse.

Las Primeras Jornadas sobre Novela Romántica están organizadas por la librería online Heartmaker, La Máquina China editorial y FNAC-Sevilla.

Para ampliar la información:

Eva Jiménez
Heartmaker
info@heartmaket.net
(+34) 954 15 71 03
(+34) 649 207 807

José de la Rosa /La máquina china editorial
info@lamaquinachina.com
(+34) 954 385 893
(+34) 677 510 888

Os dejo una foto de nuestro encuentro y lanzo un beso romántico-amistoso a todos los participantes.

domingo, 28 de octubre de 2007

¡Tiembla, Planeta!

Y que conste que la frase no es mía y que le ando plagiando a Luis Miguel León Blanco que, aparte de literato y buena gente, es el secretario de la Asociación Apoloybaco (un sitio creado y concebido para, desde una óptica no profesional ni comercial, dar cauce a las aficiones de tres amigos cuya pasión compartida era y es: La música de jazz, la enología y la literatura castellana..).
He de aclarar que cuando dijo lo de "¡Tiembla, Planeta!" no se refería al nuestro orbe... vamos a la Tierra, sino a uno de los premios literarios que más dan que hablar en este país porque ellos (los chicos de Apoloybaco) organizaron el pasado viernes una maravillosa cena para celebrar el II Certamen Literario Apoloybaco. Una cena que en nada tuvo que envidiar a la fiesta "Planetaria". Tuvimos un poco de los tres placeres que reivindica la asociación: jazz, vino y literatura, ¿qué más se puede pedir?


Aquí una servidora tuvo la fortuna de ser miembro del jurado en la primera edición y eso me permitió ver cómo estos tres amigos: Antonio Vázquez, Vicente Sanchís y Luis Miguel León, se embarcaban en un sarao curioso pero satisfactorio... el de potenciar la cultura.


Este año el jurado ha estado presidido por Manuel Pimentel, acompañado de Francisco Vélez Nieto y Luis Felipe Campuzano que decidieron otorgar los premios a:

LA PEREGRINA HISTORIA DEL SEÑOR JUANCHO Y OTROS OLVIDADOS
D. ANTONIO LUIS VERA VELASCO
(NACIDO EN PARADAS-SEVILLA)

y

LA MEMORIA HABITADA
D. JOSÉ QUESADA MORENO
(NACIDO EN VILLANUEVA DEL RÍO Y MINAS-SEVILLA)
Tengo que añadir que, entre los finalistas está un gran poeta (y mejor amigo), Pedro Luis Ibáñez Lérida con su obra APENAS.

Recomiendo a los amantes del buen vino, del jazz, de la literatura (o de las tres cosas a la vez) que se asomen a la página de la asociación: http://www.apoloybaco.com/.

Un abrazo fuerte para los tres mosqueteros y... ¡Tiembla, Planeta!

miércoles, 24 de octubre de 2007

Catedral de Sevilla: Piedra mestiza



Dejo a disposición de los visitantes del blog el artículo de opinión firmado por mí publicado hoy en el diario ABC.


Espero que lo encontréis interesante (estoy enamorándome de la Catedral).


Catedral de Sevilla: piedra mestiza
Por NEREA RIESCO. Escritora y periodista

A los humanos nos gustan los aniversarios... que si hace cinco años que nos casamos, que si quince de la Expo 92, que si treinta que murió Elvis... qué no, que Elvis vive, que yo lo he visto en el super... El caso es que, en nuestro afán por conmemorar, el año pasado celebramos la colocación de «la piedra postrera», o lo que es lo mismo, la última piedrita que el tercer Duque de Medina Sidonia y el Marqués de Tarifa tuvieron a bien colocar en lo más alto de la bóveda de la Catedral allá por octubre de 1506 y con la que se daban por finalizadas las obras del templo. ¡Qué ilusos! Los pobres ni imaginaban que quinientos años y uno más tarde íbamos a seguir con las obras. Al parecer la celebración de la colocación de la clave del cimborrio (ese es el nombre técnico de la piedra postrera), tuvo que anularse porque quince días antes Felipe el Hermoso murió tras haber estado jugando a la pelota vasca. Sudoroso por el esfuerzo, bebió un vaso de agua fría de sopetón dejando el mundo de los vivos, a su esposa Juana embarazada y como loca dando vueltas por la geografía española con el féretro... y a los sevillanos sin celebración de clausura de las obras de la Catedral. Eso no podía ser, y cinco siglos más tarde nos resarcimos.
De todas formas, si la intención es celebrar aniversarios, con el templo gótico más grande de toda la cristiandad lo tenemos fácil. Fechas no nos faltan porque no hubo año en el que la Catedral sevillana no tuviese una crónica que narrar. Los visigodos ya tenían como zona sagrada el espacio que ocupa y testigo de ello es la fuente situada en el centro del Patio de los Naranjos. Y cuando los vikingos remontaron el Guadalquivir y llegaron haciendo el salvaje con espadas y fuego en mano, atacando una Sevilla que no estaba amurallada y destruyendo la primera mezquita que se encontraba emplazada en el lugar en el que ahora está la Iglesia del Salvador, el califa Abu Yacub Jusuf aprovechó para ordenar la construcción de una nueva (no sin antes expulsar a los intrusos) mucho más amplia acorde con el boato que había alcanzado la ciudad. Nombró como arquitecto a Ahmed Ibn Baso y, según escribió más tarde el historiador de la corte almohade, la primera jutba u oración del viernes, tuvo lugar el 30 de abril de 1182. Si queremos seguir celebrando, podemos conmemorar la culminación del alminar, o lo que es lo mismo, nuestra Giralda, que el 10 de marzo de 1198 se vio adornada con el remate de las cuatro manzanas doradas que dejaron a Alfonso X el Sabio con los ojos y la boca abiertos hasta el punto que, cuando su padre conquistó la ciudad y los musulmanes solicitaron derribar su hermosa torre para no tener que sufrir la vergüenza de ver sus brillantes manzanas doradas mientras abandonaban el lugar, el infante don Alfonso puso los brazos en jarras y dijo que si se tocaba un solo ladrillo de la torre los pasaría a todos por el cuchillo. Así se las gastaban antes.
En 1248 le mezquita se consagró como Catedral y, para marcar las diferencias y adaptar el edificio al cristianismo, se giró la orientación de la oración noventa grados para que la celebración religiosa no coincidiera con la dirección de la Meca y se cerraron los arcos que separaban la sala de oración y el patio. Lo que se consiguió fue que Sevilla tuviese como Catedral un lugar oscuro y laberíntico que asustaba a los niños y despistaba a los abuelos. Por eso en 1401 el cabildo de la Catedral decidió levantar un nuevo templo con la intención de «hacer una Iglesia que los que la vieren labrada nos tengan por locos». Y lo que en un principio pudo parecer pretencioso se convirtió en una realidad.
Cuatrocientos años separan la parte árabe y la cristiana de la Giralda, aunadas en una simbiosis perfecta gracias al arquitecto Hernán Ruiz II, culminada por una veleta con personalidad propia y que le da nombre. Ciento veinte mil euros cuesta subir y bajar la figura del Giraldillo (que debería llamarse Giraldilla porque representa a una mujer ataviada con túnica, con una palma en una mano y un escudo guerrero en la otra), de su trono privilegiado para hacerle una limpieza de cutis y curarle las heridas que el paso de los años, los vientos, las lluvias y los rayos dejan en su piel de bronce. Hasta tal punto es universal esta veleta que Cervantes habla de ella en el Quijote definiéndola como «...aquella giganta de Sevilla...tan valiente y fuerte como hecha de bronce...».
La Catedral de Sevilla ha pasado por muchas etapas: la renacentista, la barroca, la académica y la neogótica, que concluyó en 1928. Todas ellas fueron sumando su propio estilo al estilo del templo, combinándose de manera magistral hasta configurar la silueta de una edificación de fábula, continente de lujo para los misterios que alberga su interior y que merecerían un artículo aparte.
Así que ya ven, pretextos para encontrar una fecha con la que celebrar con el templo sevillano no nos faltan. Está en continúa evolución. Ahora andamos sustituyendo dos pilares dañados del trascoro y limpiando la piedra ennegrecida tras tanto humo negro procedente de los tubos de escape. Ahora ya no hay tráfico en la Avenida de la Constitución y se han talado los árboles que obstaculizaban la visión del templo. Menos mal que el delicioso magnolio de mis amores y de los de Cernuda se ha librado de la quema. A cambio nos han colocado las ramas alargadas de las catenarias del tranvía, mucho más sosas. Esperemos que el chucuchú del tren no resulte agresivo para el monumento de piedra mestiza.


jueves, 18 de octubre de 2007

La ragazza e l'inquisitore


Inauguro este blog emocionada. Acaban de enviarme la portada de lo que será Ars Magica en italiano.

Allí se llamará La ragazza e l'inquisitore y estará en las librerías a partir de enero de 2008. Esto es lo que dicen de ella:
Parangonato alla Cattedrale del mare, un grande romanzo storico ambientato ai tempi dell'inquisizione e della caccia alle streghe

Una giovane ragazza esperta negli incantesimi, un inquisitore che ha perso la fede in Dio, un popolo piegato dalla paura.

IN LIBRERIA A GENNAIO 2008
Mi editorial italiana es: www.garzantilibri.it

A mí me parece realmente bella. Espero opiniones.